14.12.06

Juan será "Juan el del cartel"

Qué nivel tan alto de "demagogia" el que ha puesto el PP de Carmona en una "nota de prensa" sobre los presupuestos. A la demagogia añade un tono grosero impropio de una fuerza política que aspira "a algo".

Saltan las alarmas en el Ayuntamiento de Carmona

Nuestro Ayuntamiento tuvo un saldo negativo de un millón de euros en el año 2005, amén de los doce millones de euros de deuda que ya tenía. Casi nada, cerca de tres mil millones de pesetas, sin contar las deudas de Limancar y Sodecar. Han oído bien: un millón de euros de déficit en 2005.

Este dato es simplemente alarmante. Muestra de que tenemos un equipo de gobierno dirigido por un gastoso, por un alcalde que no sabe gestionar nuestros dineros. Normal, cuando se trata de gastar el “parné” de los demás no hay problema, si tuviera que gastar de su bolsillo otro gallo cantaría. Es el eterno dilema de las izquierdas. Mucho control ciudadano, mucho recaudar impuestos para después hacer un mal uso de la caja del dinero.

Este alcalde sabe mucho, demasiado. Cuando elabora los presupuestos dice que va a ingresar más dinero de lo que sabe que va a ingresar, ¿para qué?, para gastar con más alegría. Le da igual. Él, el gran gestor, piensa que los demás somos tontos y que nos chupamos el dedo. Él, el gran prohombre, nos mira con complacencia como si nos perdonara la vida y con sus ojuelos vidriosos nos pide bula para gastar, gastar y gastar.

Sepan que en los últimos cuatro años de legislatura el alcalde ha pedido cuatro préstamos. Nada, en total casi mil millones de pesetas. Calderilla. Dice que para invertir. ¿Dónde?, ¿en qué?, nos preguntamos todos. Algunos de estos préstamos a devolver hasta en veinte años. Hay que tenerla dura (la cara). O sea, el alcalde nos hipoteca para las próximas cinco legislaturas. Dentro de diez, quince años, nuestro alcalde, arrellanado en un cómodo sillón y con el Manifiesto Comunista en sus manos, pensará en todos nosotros, pensará en cómo sus conciudadanos, sus queridos carmonenses siguen y siguen pagando la deuda que él generó.

Esto no puede seguir así. Para arreglar el despilfarro del Ayuntamiento nuestro próximo alcalde, Juan, Juan Ávila, el del cartel, ese que ven ustedes cuando salen para Sevilla, deberá realizar una política económica de austeridad. Estará obligado a ello, quiera o no quiera. A partir de mayo lo primero será, según palabras de nuestro candidato, hacer una auditoria de las cuentas del Ayuntamiento para saber con exactitud cuáles han de ser las políticas económicas a seguir. Lo tendrá difícil pero lo hará. Porque si Juan ha sabido gestionar desde el punto de vista empresarial es que sabe cómo hacer las cosas con sentido común. Ustedes lo verán. Todos nos alegraremos.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

SENCILLAMENTE LAMENTABLE, AUNQUE A ALGUNOS CONCEJALES DE NUESTRO ACTUAL AYUNTAMIENTO LES VENDRA BIEN QUE LES EXPLIQUEN LAS COSAS CON ESAS PALABRAS YA QUE CUANDO GOBIERNAN "BECERROS", HAY QUE BERREAR PARA QUE TE ESCUCHEN.

ptersicore dijo...

Y ese "Juan el del cartel" estará de acuerdo con lo que hacen en su partido a nivel nacional, poner todos los obstaculos que pueden para que el proceso de paz se vaya al garete y el deseo de la mayoria de los españoles no se cumpla? Nada más que por eso yo si viviera en su ciudad Serrano no lo votaria.Parece que la unica razón de de ser del PP fuera la existencia de la eta. Y menos mal que parece que se les ha pasado un poco la perra de que se iba a romper España por lo del estatuto de cataluña ¡que verguenza....!

Anónimo dijo...

Al menos hay partidos en la oposición que se dedican a hacer su trabajo, como informar a los ciudadanos de lo que hacen quienes nos gobiernan. Si a eso llamais demagogia, seguir votando a vuestro alcalde, que eso es lo que se merecéis, que gasten el dinero de todos a su libre albeldrío, y por supuesto, son ustedes y personas como los de IU quienes están haciéndo a los ricos cada día más ricos y a los pobres cada día más pobres. Y ¡hombre! a qué viene eso de comparar a un candidato de carmona con eta y otras estupideces. Ojalá hubieran muchos más que dieran la cara para trabajar por la ciudad,como lo hace "el del cartel", en vez de esconderse en pseudónimos como el gilipoyas de juan corbones y otros discípulos, que a buen seguro, están comiendo del presupuesto, ese que están dilapidando y que dejaran el ayuntamiento hecho una verdadera ruina.

caminante dijo...

Anonymous, claro que importan las siglas. ¡ah! y eso de becerros¡ lo dirás fundamentalmente por ti ¿no?, porque tu intelectualidad brilla por su ausencia.

Anónimo dijo...

HOLA A TODOS:

Hoy por casualidad he conocido este foro.La verdad es que no me entra en la cabeza que un simple cartel forme tanto revuelo. De todas formas creo que es hora de que empecemos, por lo menos a nivel de pueblo, a votar a personas y no a siglas y sobre todo a no confundir la velocidad con el tocino. Muchos de los que opinamos en estos foros, lo que tendríamos es que tener más "cojones" y perdón por la expresión de dar la cara por nuestro pueblo y hacer cosas, a costa de equivocarnos. Quien no se equivoca es quien no hace nada. Saludos