10.4.06

Querida Ana

Serrano contesta el comentario de Ana.

Querida Ana:

tienes toda la razón. Ni son todos ni están todos. Recueda que Serrano nunca personaliza, salvo con los personajes públicos. Cuando comenta que "las clases altas" se apoderan de la Semana Santa, no está haciendo un análisis exhaustivo de todo lo que realmente existe en Carmona en torno a las cofradías. Sí marca una tendencia histórica permanente en la que se ha podido comprobar cómo desde que se crearon las cofradías (por la iglesia y el poder de la época) siempre han servido para lo que los "poderosos" han querido.

Que gente de buena fe y de buenos sentimientos participe, entre otras cosas, porque se haya creado un buen clima en un grupo humano determinado de una determinada hermandad, me parece posible además de estupendo. Sin embargo, este hecho concreto no va a cambiar nada la generalidad de que "las clases altas" hacen uso particular e interesado de las hermandades".

3 comentarios:

ANA dijo...

Amigo Serrano, estamos de acuerdo en el fondo de la cuestión; aunque creo que cada vez pueden hacer menos uso interesado de las hermandades "las clases altas". Pero claro, "de todo hay en la viña del Señor".
Gracias por dedicarme este espacio.
Salu2, ANA.

isabel dijo...

Sr. García Serrano, me parece que su acritud por la Semana Santa, le hace caer en errores de bases, las cofradías no surgen de las clases sociales, sino que son hermandades sociales de gremios, cuando no existian las políticas sociales de ahora. Y me gustaría expresar mi opinión, las clases altas no le interesan nada las cofradías, les interesan más a los aspirantes a las clases altas, no lo olvide, esos son los peores ya que imitan algo que como usted no conocen desde el principio. No quiero que se confunda conmigo, puedo ser muy critica con la Semana Santa, pero no me paro en la clase social, sino en lo realmente práctico, en la distribución de la riqueza por ejemplo, considero amoral que se gasten cantidades ingentes de dinero para salir en procesión y no se dedique nada ni tan siquiera en espacios como los de usted una palabra a la inmigración. Eso me preocupa más Sr. García Serrano.

wind dijo...

Isabel... Qué sabrá usted lo que se gasta y lo que no se gasta...