30.5.06

Carmona, ¿cultura milenaria?



No sé si Carmona llegará a ser Patrimonio de la Humanidad, pero algunos carmonenses no hemos evolucionado mucho desde la edad de piedra. Lee.

Condenan a un vecino de Carmona por agredir e insultar a cinco sanitarios de un Centro de Salud


30/05/06 Informativos CanalSur

Un vecino de la localidad sevillana de Carmona ha sido condenado a pagar siete multas, que totalizan 1.080 euros, e indemnizaciones de 1.218 euros por agredir e insultar a cinco sanitarios del Centro de Salud de su localidad, a uno de los cuales arrojó una mesa y le causó una contusión en la rodilla.

La sentencia del juzgado número 1 de Carmona explica que las agresiones ocurrieron a las 17.40 horas del 30 de abril pasado, cuando el acusado A.G.B. acudió al Centro de Salud para que atendiesen a su hijo.

Los facultativos solo permitieron la entrada a la consulta de una persona junto con el menor, por lo que lo hizo su madre, pero minutos después el acusado entró en la sala "con gran violencia, insultando a todo el personal presente y diciendo que 'él pagaba sus impuestos y se quedaba allí porque le salía de los cojones'".

Cuando los facultativos le requirieron para que depusiera su actitud, se dirigió a una doctora "de forma muy agresiva y con intención de agredirla", lo que evitó al interponerse una camilla y porque los acompañantes del denunciado lo sacaron fuera.

Añade el veredicto que cuando estaba en la puerta del Centro de Salud, dio una patada contra el cristal y lo rompió, por lo que la condena incluye el pago al Servicio Andaluz de Salud (SAS) de los 168 euros que costó reponerlo.

Pasados unos instantes, el procesado entró de nuevo en la sala insultando a todos los presentes, por lo que un médico solicitó al celador J.M.A. que llamara a la Guardia Civil.

En ese momento el acusado "se dirigió violentamente" hacia el celador, cogió una mesa y se la tiró, lo que le causó una contusión en la rodilla de la que tardó en curar 18 días.

Más adelante, cuando una médico se encontraban dando instrucciones a la madre del menor sobre el tratamiento, entró nuevamente A.G.B. "y volvió a insultar y amenazar a la doctora", por lo que ésta tuvo que abandonar la sala.

Cuando el menor y sus padres abandonaban el ambulatorio, el acusado volvió a insultar y amenazar a los presentes, advirtiendo que "se iban a enterar" si lo denunciaban.

Como consecuencia del incidente, los sanitarios sufrieron crisis de ansiedad, por lo que la sentencia condena a A.G.B. a pagar indemnizaciones que totalizan 1.080 euros por el daño moral causado. En caso de que el acusado no abone las multas, recuerda la sentencia, deberá cumplir penas de cárcel sustitutivas.

2 comentarios:

Carlos M. dijo...

Nada, hombre, un mal día lo tiene cualquiera. Saludos

Edwin dijo...

Vamos majos! Que no se diga que tienen el higado flojo por alla! ¿Que demonios sera eso de crisis de ansiedad? Se ve que nunca han sufrido, al decir de hamlet, "las injurias de la administracion" (de uno u otro lado) Lo que hizo el tipo esta mal pero se hubiera remediado con una patada en el culo y sin necesidad de alterar a los estrados judiciales. Hay que educar al soberano :D