6.2.08

Es un simple aficionado




Nuestro alcalde es un simple aficionado... al tenis. Se lo paga de su bolsillo, pero eso qué más da. Los europeos pueden viajar libremente por Europa, un español puede ir a Italia cuando le venga en gana. Noooooooooooooo, para el PP e IU un alcalde socialista debe quedarse encerrado en el pueblo que para eso es el Alcalde.

Vaya razonamiento de antiguos. Vivimos en la era de la globalización, de la aldea global, y estos señores de la oposición siguen metiendo el dedo en el ojo de nuestro Alcalde por lo que sea. Ahora porque es un simple aficionado... al tenis. No, con este razonamiento el PSOE vuelve a salvar el "match ball" de la oposición.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Claro.Te recuerdo tus comentarios sobre los "tontitos".Por cierto, que de banderitas españolas, qué rubitas todas.¿Os habéis fijado si la concejala de turismo también está?.¿Le da al alcalde el sueldo para viajar a Italia para ver un partido de tenis?.Nos alegramos todos de que no se estrese demasiado.

García Serrano dijo...

Me alegra que te recuerdes todavía algunos de mis comentarios. Y, ciertamente, esta porción de fauna carmonense es "tontita", quién lo podría negar.

No obstante, ahondando en lo personal, la clase social que en la actualidad se mide por el consumo, más que por los ingresos o la renta, no determina la ideología ni la capacidad ni la honestidad de las personas que la integran. O sea, que se puede ser un buen alcalde siendo del PSOE y teniendo el perfil clasista de "tontito" -como llamamos en Carmona a la clase media alta - y un mamarracho de alcalde del PP siendo de perfil "cateto integral" por mucha pasta que se tenga.

Anónimo dijo...

"Se lo paga de su bolsillo". Recuerde, señor Serrano, que su bolsillo está lleno gracias al contribuyente, y ahora por triplicado.

Anónimo dijo...

Por favor en Carmona hay cosas mas interesantes por las que ocuparse, y no en perder el tiempo en "critiqueos de marujo/as". Seamos algo mas serio, y dejemos a las personas, y en este caso al Sr. Alcalde ha que con su vida privada haga lo que le salga en gana.