1.5.07

1 de mayo, dos carmonas.

Este 1 de mayo en Carmona volvía a ser el de las mayas. La Plaza de San Fernando estaba repleta de mayas y de gente. Las primeras han ido mutándose con los años en verdaderos pasos de Semana Santa. Las segundas son el público de otros acontecimientos religiosos y callejeros: del Corpus, del Domingo de Ramos. Es la idiosincrasia carmonense: hay que ver los pasos.


El 1 de mayo los niños desfilan con sus mayas alrededor de la plaza, entre olor a incienso y sones de marchas procesionales, buscando el aplauso del respetable y el premio de la Giraldilla. El día de las mayas es el día de la cantera cofrade.

Cómo un gobierno local llamado comunista puede alejarse tanto de sus raíces y olvidar que en 1889 el Congreso Internacional de Trabajadores fijó el primero de mayo como día de ratificación de los derechos de los trabajadores y de reclamos contra las arbitrariedades sociales. En Carmona se afianza la tradición de la maya.

No quiero erradicar ninguna fiesta popular, ni siquiera esta. Quiero que nuestro alcalde, llamado comunista, se dedique a elevar los valores locales que realmente son afines a su doctrina marxista. Y si no, que abandone las siglas PCE e IU.

Reivindico el derecho a la festividad local de los trabajadores/as. Defiendo la igualdad de condiciones entre el capillita y el simple trabajador/a. El Ayuntamiento debe organizar un acto que recuerde que el 1 de mayo es la Fiesta de los Trabajadores en nuestra ciudad. Y si el alcalde es comunista, con más motivo. Da la sensación de que el Alcalde está demasiado cerca de la derecha, de los intelectuales, de la patronal, de los curas, de las inmobiliarias. Muchos comunistas, los mismos que apostaron por Martín Recio para acabar con el dominio socialista, reniegan de este acercamiento desleal a su ideología. Igual es que se ha creído su afirmación de que “en política local no hay ideologías”.

Me pregunto: ¿algún día la clase trabajadora sin dejar de celebrar las fiestas de la derecha tendrá su propio día de los trabajadores?

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Si queréis saber realmente lo que le importa los trabajadores al Alcalde comunista de Carmona, preguntad a los propios trabajadores del Ayuntamiento, menos a los del SAC, a los cuatro conductores de los camiones de recogida de basuras y a unos pocos técnicos...

Anónimo dijo...

A algunos se les ve el pelaje cuando utilizan la palabra "comunista".Estos "comunistas" fueron fusilados, exiliados y represaliados por luchar por la libertad y los derechos democráticos en este país.Si la palabra la utilizan los derechones, ya los conocemos de la teta que han mamado;lo peor es cuando la utilizan con esa connotación de "mala saña" algunos que dicen votar a la izquierda.Zapatero no la utilizará nunca de esa manera, seguro.Lo malo son los fachillas de pueblo,cultural y visceralmente, más a la derecha que los de siempre.Por cierto, no sabía que los conductores del camión de la basura y los auxiliares del SAC tuviesen sueldos astronómicos.A lo mejor conviene ser conductor del camión de la basura mejor que el gerente de la empresa a la que pertenecen.

trabajado dijo...

Los trabajadores queremos traja meno y ma sueldo, a y una casita, yo ya tengo una esa es pa mi ija.