13.11.06

Al carajo el honoris causa

El doctorado en "Fascismo genocida" lo tiene y no debe arrebatársele. El Honoris causa en Ciencias de la Universidad de Santiago que se otorgó así mismo (o le concedió un profesorado colaboracionista -algunos por ideología , otros por miedo-), ese se lo acaban de birlar. BIEEEEEENNN!!

No todos están de acuerdo con Serrano. LA RAZóN parece "mosqueada":

"Francisco Franco recibió la distinción académica el 26 de julio de 1965

La Coruña -El recuerdo de Francisco Franco en Galicia se está diluyendo como una pompa de jabón. Si en el mes de octubre el programa «Google Earth» se vio obiligado a retirar el apellido a El Ferrol del general ante las denuncias del BNG (antes su ciudad natal ya había retirado su estatua), ayer el Consejo de Gobierno de la Universidad de Santiago acordó retirar también su nombre de la lista de doctor honoris causa en Ciencias, distinción académica concedida en 1965. El nombre de Francisco Franco también se retira del libro de honores .
«Franco, en retirada», podría denominarse este movimiento que se encuadra dentro de la celebración del «Año de la Memoria».
Para Lorenzo Fernández Prieto, vicerrector de la Universidad de Santiago e investigador sobre la Guerra Civil, la decisión se justifica en que «es un acto de desagravio porque la distinción se concedió en un régimen dictatorial en el que no había libertad. Es un acto de desagravio a la Facultad de Ciencias porque en realidad fue Franco el que se concedió el doctorado honoris causa. Lorenzo Fernández también esgrime que «Franco no reúne los méritos científicos o personales para ostentar dicho honor».
Esta iniciativa lleva un tiempo madurando. Senén Barro, el rector de la universidad compostelana, pensó hacerlo hace un tiempo, pero fue necesario el cambio de Gobierno en Galicia para cristalizar. Con la desaparición de Fraga de la Xunta fue mucho más fácil.
¿Y hay otros dictadores como Fidel Castro en la nómina de ilustres? «No, no. No se nos ocurriría», se apresura a contestar Lorenzo Fernández. «Quizá esté el portugués Marcelo Caetano, aunque éste no tenía autoridad en España y era Doctor en Derecho y profesor en la Universidad de Coimbra». Lorenzo Fernández también cree que «se trata de un momento adecuado para realizar este desagravio a la Universidad» ya que faltan pocos días para que se cumplan setenta años de la sublevación militar contra el Gobierno de la República.
La simbología franquista empieza a esfumarse de las calles y plazas gallegas. «Aún queda mucha. Y le queda que nació aquí. A mí aún me lo recordaron el otro día en la Universidad de Bolonia».
En La Coruña una de las arterias principales de entrada a la ciudad continúa llamándose Avenida del Generalísimo y al lado del Cuartel de Atocha, en pleno centro, todavía perdura una estatua de Millán Astray, el fundador de la Legión.
Para los nostálgicos del «movimiento» siempre les quedará el Ayuntamiento orensano de Beade. El alcalde popular Senén Pousa mantiene una foto de Francisco Franco en el despacho y los 20 de noviembre de cada año celebra una misa por él y por José Antonio Primo de Rivera."

1 comentario:

edwin dijo...

¿Y sera adecuado y bueno eliminar de la memoria del pueblo estos simbolos? No sera que despues de quitar todas las referencias en una o dos generaciones surja con fuerza un "revival" y se entronice nuevamente estos personajes que por querer olvidarlos dejamso las puertas libres para que otros de su calaña tomen su lugar?

Digo, porque los tiranos deben ser tan recordados como los heroes, precisamente para no ser amnesicos.