13.11.05

A la mierda

Cada día me interesa menos lo que me rodea, entiéndase la esfera pública. Tengo poco tiempo, lo dono al esfuerzo por conquistar resultados que persiguen otros.

Si tuviera tiempo para mí, tampoco lo dedicaría a escribir. Ya no. Un amigo (creo que lo es) me dijo que si no escribo es porque realmente no soy escritor. Le respondí, algo molesto, la verdad, que nunca me he sentido escritor (como, puedan serlo Francisco Eslava o Antonio Montero, por citar a dos ilustres de la pluma carmonense) siempre me he sentido criticón. Pero ya nada me interesa. Ni lo local, ni lo mundial. Ni lo divino ni lo humano.

Cómo me va a interesar una sociedad que ha estado gobernada por políticos capaces de protestar en una manifestación por la baja calidad de la educación de la que ellos son directos responsables, Pilar del Castillo y Esperanza Aguirre.

Cómo me va a interesar una sociedad en la que el monopolio de lo divino lo tienen unos señores que se dedican a mentir y a insitar la ira de mucha "gente de bien" contra los rojos.

Cómo me va a interesar un pueblo en el que una concejala que gasta un millón de euros al mes en móvil sigue siendo concejala.




Se equivocó la paloma.

Se equivocaba.

Por ir al Norte, fue al Sur.

Creyó que el trigo era agua.

Se equivocaba.

Creyó que el mar era cielo;

que la noche, la mañana.

Se equivocaba.

Que las estrellas, rocío;

que la calor, la nevada.

Se equivocaba.

Que tu falda era tu blusa;

que tu corazón, su casa.

Se equivocaba.

(Ella se durmió en la orilla.

Tú, en la cumbre de una rama.)



2 comentarios:

Anónimo dijo...

Se escribe "incitar", no "insitar".

García Serrano dijo...

ya lo zavia, María Moliner, ya lo zavia...